“Mujeres por Linares” piden justicia por muerte de Marcia Campos y “Catita” Vásquez

“Mujeres por Linares” piden justicia por muerte de Marcia Campos y “Catita” Vásquez
El caso "Catita Vásquez" sigue siendo un absoluto misterio.

               A través de un comunicado publicado en su sitio de face page el Movimiento “Mujeres por Linares” se refirió a los casos de Marcia Campos y “Catita” Vásquez, hechos policiales enigmáticos y que  remecen la conciencia de los linarenses.

“Mujeres por Linares adhiere con fuerza y convicción a la convocatoria de las familias y amistades de Marcia Campos y Catherine Vásquez, alzando la voz en contra de la impunidad y luchando por la justicia. Solidarizamos con todos los casos pero especialmente, con aquellos que involucran violencia hacia las mujeres”, comentan en la misiva.
 

Agregan que “ambos casos, nos han mostrado a las mujeres linarenses, que para nosotras no hay justicia, sea cual sea la forma en que aparezcamos muertas el Ministerio Público nos dará la espalda. Dos casos que detuvieron la indagación por falta de pruebas, porque lo que diga la familia o lo que nos ocurra a las mujeres es palabras de todos, menos nuestra. Porque detrás de la investigación hay un patriarcado que nos oprime y condena a morir vejadas, en causas misteriosas y a callar eternamente”.

Luego preguntan: ¿Cómo se puede ser mujer y estar segura en una comuna que no nos protege? , con una ley que no nos ampara y donde la institución y el poder de algunos valen mucho más que el derecho a vivir de una mujer.

Sostienen que “el femicidio de Marcia Campos sigue impune por falta de pruebas que involucren a terceros. No obstante, su familia ha sostenido que ella fue asesinada, desechando la tesis de la Brigada de Homicidios (BH) de la PDI que desde el minuto uno inclinó su tesis en el suicidio. Ocho fiscales han investigado esta causa, se ha interrogado a un centenar de personas, se realizaron pericias en laboratorios de Chile, España y Francia e innumerables acciones, el cuerpo de Marcia se exhumó en dos ocasiones y no es posible imputar cargos criminales tras años y años de pesquisa. No es posible hacer justicia. Esto, simplemente nos dice que para nosotras no hay justicia”.

En cuanto a “Catita” Vásquez dicen: “El femicidio de Catherine Vásquez fue tratado por los organismos colaboradores del Ministerio Público como suicidio, donde todo lo ocurrido en torno a su investigación ha quedado contaminado por un velo de encubrimiento. Los peritajes forenses que determinaron que no era posible que se hubiera suicidado han sido tramitados y gestionados por la familia de Catherine, siendo su hermano el primero que exigió que en el lugar donde fue encontrado su cuerpo se hiciera presente la Brigada de Homicidios de la PDI, quienes desde el primer momento evidenciaron su falta de voluntad de investigar. En estos casos el Ministerio Público y las instituciones que colaboran con sus funciones (Carabineros, PDI, SML), han abandonado sus deberes de estar al servicio de la comunidad y dado muestras de una gestión mediocre e indolente en su función de investigar y esclarecer estos crímenes. Ha sido tanta la falta de prolijidad, que las familias y comunidad se han visto en la obligación de buscar justicia frente a un Estado que, dados los hechos, avala la impunidad”.

Del mismo modo se refieren al actuar de las algunas autoridades. “y siempre hablamos de nuestras compañeras, jamás de los agresores, y resulta que hace poco el alcalde de la comuna, Mario Meza, señaló su apoyo a las familias -en proceso de campaña- pero fue él mismo quien trasladó a Cristián Ossandón (ex pareja de Catita) desde la Dirección de tránsito a Dideco. Este sujeto jamás ha hablado públicamente de lo sucedido, y al parecer permanece con licencia médica. Para nosotras no hay justicia, nos preguntamos ¿A quién encubren? ¿A Ossandón? ¿Qué es lo que quieren ocultar?
 

Finalmente expresan que: “como mujeres que nos sentimos convocadas a luchar por los derechos de todas nuestras compañeras manifestamos nuestra solidaridad con las familias que se manifestaron este viernes 30 de agosto de 2019 en contra de la impunidad en nuestra comuna y también con todas las mujeres que han muerto asesinadas y para las que aún no existe verdad y justicia.  Demandamos la responsabilidad del Estado de Chile de hacer valer los tratados internacionales en contra de la violencia hacia las mujeres, como son CEDAW (1979), Plataforma de Acción de Beijing (1995), Declaración del 23° período de la Asamblea General de la ONU y la Convención de Belém do Pará que en el Capítulo III Deberes de los Estados, Artículo 7, señala: Los Estados Partes condenan todas las formas de violencia contra la mujer y convienen en adoptar, por todos los medios apropiados y sin dilaciones, políticas orientadas a prevenir, sancionar y erradicar dicha violencia y en llevar a cabo lo siguiente: actuar con la debida diligencia para prevenir, investigar y sancionar la violencia contra la mujer. Frente a los graves hechos de negligencia del Estado en la búsqueda de verdad y justicia para Catherine, Marcia y para muchas otras mujeres que han sido víctimas de crímenes de odio, reclamamos al Estado de Chile que cumpla con su finalidad de estar al servicio de las personas, de promover el bien común y de dar respeto y garantía de nuestros Derechos Humanos. Ya no nos callan, el Estado debe hacerse cargo y la comunidad de Linares seguirá manifestándose por la verdad y la justicia. Desde mujeres por Linares, asumimos la tarea de seguir haciendo visible la violencia patriarcal, acompañando desde todas las formas posibles”. ¡BASTA DE IMPUNIDAD EN LINARES!