Nuevas denuncias por daño al medioambiente en el río Achibueno debido al uso de lavalozas

Nuevas denuncias por daño al medioambiente en el río Achibueno debido al uso de lavalozas
Uso de lavalozas en el río Achibueno.

                 Durante las últimas 24 horas diversas denuncias con respecto a contaminación en la zona de Achibueno han sido recogidas por la sala de redacción de Séptima Página Noticias.

Zonas muy hermosas que están siendo afectadas por una acción negligente de quienes las visitan, arrojando confort, haciendo fogatas e incluso dañando árboles.

USO DE LAVALOZAS

Nicolás Bravo vive en la zona de Carrizales en los alrededores de Pejerrey y colindante al hermoso río Achibueno.

“En el día de ayer  (domingo) en el camping de Carrizal mientras me bañaba en el río dos mujeres que estaban acampando ahí se pusieron a lavar la loza y a la lavar la carne que tenían, adentro del río. Para lo anterior usaban lavalozas. Encuentro que es una falta de ética y de conciencia ya que eso no está permitido hacerlo porque contiene muchos químicos y a la vez está contaminando y llegando toda esa suciedad a las personas que están al lado de ellas bañándose”, comentó.

Junto con lo anterior expresó que “también encontré pedazos de grasa flotando en el río. Creo que son hechos que no se pueden producir y que hay que denunciarlos”, añadió.

GRAVE CONTAMINACIÓN POR USO DE LAVALOZAS

De acuerdo a la página www.planetica.org para que los jabones hagan más espuma y limpien más rápidamente, se le añaden, entre otros componentes, fosfatos y tensioactivos. Alrededor de un 30 % de los detergentes acostumbran a contener colorantes y otros productos tóxicos que contaminan las aguas. Los fosfatos se utilizan para suavizar el agua y evitar que las partículas de suciedad vuelvan a depositarse en la ropa. Los tensioactivos son difícilmente degradables por la naturaleza y tienen una vida media muy larga.

Todas estas sustancias estimulan el crecimiento de las algas, tanto en los ríos como en lagos y embalses, y acaban agotando el oxígeno del agua, provocando la muerte de peces y otros organismos acuáticos. Este proceso de progresiva concentración de materia orgánica y nutrientes como el fósforo es el que se conoce con el nombre de eutrofización. Este tipo de contaminación de algunos lagos y embalses se identifica por el tono verdoso que tiene el agua. Las aguas eutrofizadas no son aptas para el consumo humano si no reciben un costoso tratamiento.

LA ACCIÓN ECOLÓGICA

Agrega que no es más limpio quien más lava, sino el que menos ensucia. Si utilizáramos detergentes sin fosfatos, ahorraríamos hasta 80.000 toneladas de fosfatos al año. Lo que queda claro es que hay otros sistemas para limpiar la ropa que evitan la degradación de los cursos de agua.

Los detergentes ecológicos contienen un tensioactivo altamente biodegradable, no tienen polifosfatos y el blanqueante es a base de perborato de sodio. La dosificación y la calidad del agua también son aspectos importantes. No por gastar más detergente la casa queda más limpia.

En España sólo un 10 % de los detergentes que usan son sin fosfatos. En Suiza, está prohibida la venta de detergentes que los contengan.

Cuando se habla de detergentes ecológicos, no quiere decir que sean totalmente inofensivos para el medio ambiente, sino que tienen una elevada y rápida biodegradabilidad. Se dice que la aparición de los detergentes ecológicos es una estrategia comercial ante un mercado absolutamente saturado. Lo que es un hecho es que las aguas residuales domésticas van cargadas de detergentes. Antes de que lleguen a una depuradora, normalmente van a verterse en los ríos. Por ello, informémonos sobre el problema de los detergentes y no hagamos caso de las guerras comerciales entre las grandes multinacionales de los jabones.