La increíble historia del joven campeón de decatlón Cristían Baeza

La increíble historia del joven campeón de decatlón Cristían Baeza
Cristían Baeza campeón de decatlón. Un historia de esfuerzo, perseverancia y humildad. Urge equipar al joven deportista.

El estudiante del liceo “Bicentenario Comercial” de Linares es un ejemplo de perseverancia, esfuerzo, empuje y humildad. Llegó a la comuna hace un par de años y pese a los precarios medios para entrenar se sitúa dentro de los dos mejores de su especialidad.




Autor: septimapaginanoticias.cl

                                                       La historia del campeón de decatlón Cristían Alonso Baeza Pedreros, de 18 años de edad es increíble. A pesar de las precarias condiciones para entrenador hoy día el deportista está dentro de los mejores de Chile en su especialidad e incluso será parte de la selección nacional de la disciplina.

Llegó hace un par de años a Linares desde la Región de Ñuble. Aquí vivió en una residencia de la JUNAEB hasta que conoció al profesor Carlos Maureira. El docente- experto en formación de atletas de alto rendimiento-lo acogió como uno más de su familia en su casa de la localidad de Llancanao.

Baeza es tímido e incluso en la entrevista con Séptima Página Noticias se le observó nervioso e inquieto. Independiente de lo anterior tiene las ideas y objetivos muy claros. Actualmente cursa el Tercer Año Medio en el Liceo Bicentenario “Comercial” de Linares.

“SALTA SIN GARROCHA”

Hace un par de días Cristian Baeza viajó al norte del país (Copiapó) para participar del Campeonato Nacional de Atletismo U20 representando los colores de la Rama de Atletismo de Deportes Linares.

Tras cumplir con diez pruebas del decatlón (100 metros planos, salto largo, lanzamiento de la bala, salto alto, 400 metros planos, 110 metros con valla, lanzamiento del disco, salto con garrocha, lanzamiento de la jabalina y mil metros planos) abrazó el segundo lugar de la competencia. Medalla de plata y los aplausos para un resultado inesperado pero que demuestra todo su potencial en esta disciplina.

Detrás de estos logros hay tres horas diarias de entrenamiento, una exhaustiva preparación y una tremenda perseverancia.

Baeza, y los atletas locales, se enfrentan día a día a una precariedad o “pobreza franciscana” difícil de describir para estos tiempos.

El campeón debe entrenar la prueba de salto con garrocha sin pértiga, es decir, tiene que imaginarse que usa la barra. Tristemente no cuenta con esta implementación de un valor comercial de 500.000 mil pesos. Tiene una sola bala (de un costo unitario de 20.000 mil pesos) y una jabalina (su precio bordea los 70.000 mil pesos). Tampoco la implementación deportiva, desde las zapatillas al buzo, es la óptima.

Para el salto con garrocha, en época de pandemia, implementó en su casa un colchón con neumáticos convencido que no podía perder el tiempo y que se vendrían competencias en el futuro a las cuales debía llegar en óptimas condiciones.

A todo lo anterior debe sumarse un Estadio Fiscal sin las condiciones para entrenar y una precariedad que empuja a seguir luchando por el denominado “Estadio Atlético para Linares”. La pista de ceniza provoca lesiones y tampoco puede lanzar constantemente la jabalina. No hay jaula para el disco, entre otras deficiencias.

EL ATLETA

Cristían Baeza recuerda que desde niño práctica deportes y la mayoría con éxito, “pero el decatlón me gusta. Me gusta sentirme cómodo. Me hablaron en su instante de las pruebas combinadas y me llena. Me gusta tener la capacidad de lanzar, correr y saltar. Esta es una disciplina técnica y por eso es importante tener el equipamiento. Hoy cuento con lo justo”, relata.

También tiene palabras para su familia y su entrenador. “Mi familia está en Coelemu. Ellos me apoyan en todo. Lo mismo mi profesor y entrenador. Estoy eternamente agradecido de ellos”, comentó.

El campeón defenderá los colores albirrojos de Linares en el Panamericano sub-20 de Atletismo programado próximamente en la ciudad de Concepción. Lo anterior porque tras su brillante rendimiento en Copiapó fue llamado a formar parte de la selección nacional.