(VIDEO) Zoológico invita a los linarenses a colaborar con la alimentación de los animales de "Casa Noé"

                            Durante esta jornada se lanzó una campaña para apoyar el trabajo que realiza Juan Carlos Muñoz en el cuidado de cientos de animales en el zoológico linarense “Casa Noé, Mundo Animal”.

El recinto ubicado en la localidad de San Antonio está cerrado al público y sus trabajadores cumplen un minucioso sistema de prevención para no contagiarse con el virus y menos propagarlo a los animales, específicamente felinos, luego que el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos confirmara que un tigre en el zoológico del Bronx dio positivo por el Coronavirus, siendo la primera vez que uno de estos animales contrae la infección.

Pero el futuro del zoológico, tal como sucede con varias áreas del quehacer nacional a raíz de la pandemia, es complejo.

“Felizmente, hasta el momento no tenemos problemas con la alimentación de los animales. Nosotros vivimos de los ingresos por acceder al recinto. Hay muchas personas que anónimamente nos están apoyando, pero se viene días complejos”, dijo el animalista.

Hay que recordar que la mayoría de los animales que habitan el parque han sido derivados por el SAG y particulares a raíz de casos de maltrato o abandono.

Muñoz dijo que el objetivo de la campaña que han lanzado es no pedir por pedir. “Nosotros no queremos que nos regalen el alimento o los granos. Los que estamos solicitando es que nos apoyen con fardos y maíz pero a cambio de entradas para poder disfrutar del recinto cuando se autorice su reapertura. La idea es comprar entradas anticipadamente a cambio de alimento”, enfatizó.

ESTRICTO CONFINAMIENTO

Por estos días es estricto es el confinamiento que se vive  al interior del zoológico linarense “Casa Noé, Mundo Animal”, debido a la pandemia del Covid-19.

Muñoz indicó que los 11 felinos que habitan el recinto, entre, leones (liderados por el León César), tigres, pumas y ligres están en buenas condiciones de salud.

“Día a día los monitoreamos , observamos sus movimientos y comportamientos y alimentamos adecuado. El contacto de las personas que los cuidan es mínimo y riguroso en materia de higiene y seguridad. Mientras nosotros estemos bien los animales van a estar bien”, comentó a Séptima Página Noticias.

Tenemos, agregó, un sistema diseñado para el funcionamiento del zoológico y un estricto confinamiento. “Desde el día que cerramos ninguna persona, pero ninguna ha pisado nuestro recinto. Tenemos turnos, el parque está limpio y los animales reciben sus raciones día a día”, acotó.