(VIDEO) Presidio perpetuo calificado para el parricida de Linares

Autor: septimapaginanoticias.cl

                        El Tribunal de Juicio Oral en lo Penal de Linares (TOP) determinó una pena única de presidio perpetuo calificado para el parricida Alfredo Alfonso Yáñez Alonso.

Lo anterior tiene relación con la participación directa del sentenciado en el femicidio de su hija (Sofía) y un delito de similares características pero frustrado en contra de su pequeño hijo. Los hechos se produjeron al interior de la población “Estadio Sur” en marzo de 2019 y diciembre de 2017, respectivamente.

El dictamen del TOP es ejemplar. El asesino deberá permanecer 40 años en la cárcel en forma efectiva. Tras ese periodo recién podrán requerir algún beneficio extra-penitenciario.

LOS TRISTES HECHOS

De acuerdo a los antecedentes expuestos en el marco del juicio oral Alfredo Alfonso Yáñez Alonso golpeó y asfixió a su hijo de sólo tres días de vida, quien finalmente sobrevivió a las agresiones, en diciembre de 2017.

El deceso de Sofía, en tanto, se originó el 31 de marzo de 2019.  El condenado aplastó la cabeza de su hija de un mes, quien luego murió producto de un traumatismo cráneo encefálico abierto severo, además de otras lesiones en distintas partes del cuerpo. Antes de que fuera detenido por la PDI, Yáñez asistió al funeral de la bebé mientras era investigado por el primer ataque al pequeño y, entre llantos, se declaró inocente de la muerte de la lactante asegurando que la bebé falleció tras caer de la cama.

FISCAL (VER VIDEO)

La fiscal Carmen Gloria Caamaño especialista en delitos violentos durante una semana expuso todas las evidencias y pruebas que daban cuenta de la participación del acusado en ambos delitos y el tribunal, acogiendo la tesis del Ministerio Público, lo condenó a la única pena de presidio perpetuo calificado.

“La fiscalía dio a conocer dos hechos en los cuales agrede a dos de sus hijos ambos lactantes con menos de un mes de vida. De esta forma el Tribunal Oral ha acogido la tesis de la Fiscalía y condena al imputado por ambos hechos, calificándolos de parricidio tanto frustrado como consumado y en definitiva lo condena a una pena única de presidio perpetuo calificado”, afirmó la fiscal Caamaño.