Fiscalía pide presidio perpetuo calificado para el “huaso Monroy” conocido como el psicópata de Longaví

                             Durante estos días comenzó el juicio oral, debido a la pandemia vía Zoom, contra el “huaso Monroy” conocido como el psicópata de Longaví.

Sujeto extremadamente peligroso y que se encuentra siendo juzgado tras haber atacado sexualmente a cuatro mujeres. Incluso, previo a su detención, en enero de 2019, se enfrentó a disparos con personal de Carabineros de Chile.

La Fiscalía de Linares está solicitando la pena de presidio perpetuo calificado, es decir, 40 años de cárcel efectiva y sin beneficio para Isaac Esteban Monroy Fuentes, de 51 años de edad.

“Con fecha 28 de septiembre se inició el juicio oral en virtud del cual la fiscalía de Linares acusa al imputado por cuatro hechos de violencia sexual que afectaron a mujeres de la comunidad todas niñas jóvenes de 19 y 22 años que fueron abusadas por el imputado en situación de violencia, amenazas y que además generaron una detención del imputado por parte de Carabineros donde éste huyendo del personal policial termina disparando en contra de los mismos. El imputado está acusado por delitos de violación amenazas, homicidio tetando a Carabineros de servicio y porte ilegal de armas de fuego. En este instante se desarrolla el juicio el que debiera terminar el 08 de octubre. Esperamos que con las pruebas que se van a rendir y los relatos de las afectados todas disponibles para declarar – una de ellas ya declaró – poder acreditar los hechos ante el tribunal y se condene al imputado quien a nuestro juicio constituye un real peligro para la seguridad de todas las personas de nuestra comunidad”, afirmó la fiscal de Linares, Mónica Cánepa.

El “psicópata” de Longaví cometió estos delitos en septiembre, octubre y noviembre del 2018, al que se suma un cuarto ataque sexual ocurrido el 20 de enero del 2019, fecha en que logra ser detenido y quedando en aquel entonces bajo la medida cautelar de prisión hasta hoy en que debe enfrentar el juicio en su contra.

DATO RELEVANTE

El “huaso Monroy” jamás ha expresado arrepentimiento. Incluso, cuando fue detenido por la policía y trasladado a tribunales, cubrió su rostro y se negó a responder las interrogantes de los periodistas y reporteros.

Un dato tremendamente relevante es que el “psicópata de Longaví” fue detenido en octubre de 2018 tras abusar de una mujer a la altura del puente Ancoa, en el denominado sector Cuéllar o La Isla en Linares.

Sin embargo, el imputado no quedó en prisión preventiva, pese a ser formalizado por el delito de violación. Una situación que perfectamente podría haber evitado sus posteriores ataques sexuales.

Lo anterior, su libertad, desencadenó en ese entonces la angustia de otra víctima que fue a denunciarlo por un abuso ocurrido en septiembre de ese mismo año, en el mismo sitio y bajo las mismas circunstancias: ofreciéndole trabajo y amenazándola de muerte a ella y su familia, con un arma de fuego.

VIDEO

En el video la reacción de la fiscal Mónica Cánepa.

 

_Existe la posibilidad de que los cargos sean desestimados al finalizar la investigación, por lo cual NO se debe considerar al o los imputados como culpables hasta que la Justicia dicte sentencia en su contra. (Artículo 04 del Código Procesal Penal)