A un año de la muerte de Diego Vásquez no hay culpables y sus padres exigen justicia y verdad

A un año de la muerte de Diego Vásquez no hay culpables y sus padres exigen justicia y verdad
Hoy se cumple un año de la muerte de Diego Vásquez Norambuena. Su familia exige verdad y justicia.

                               Hoy se cumple un año de la trágica muerte del joven Diego Alejandro Vásquez Norambuena, uno de los casos policiales emblemáticos de Linares.

El joven de 19 años de edad fue arrastrado por 2 kilómetros y falleció por este hecho en el camino Linares-Panimávida. El día del accidente, el 08 de septiembre de 2019, el  mayor de Carabineros, José Cárcamo, mencionó que el accidente ocurrió alrededor de las 05:30 de la madrugada en el cruce “Las Vertientes”. El cuerpo de Diego Vásquez quedó en las inmediaciones del sector de Villa María del Valle.

Del responsable del atropello no hay ningún antecedente y lo único que se sabe sobre el vehículo es lo que contó un guardia de un frigorífico. Se trataría de un automóvil de color gris, marca Toyota y modelo Yaris. Aquel dato, aseguran familiares, con el tiempo ha perdido fuerza dado que por la contextura física del joven basquetbolista todo indicaría que se trató de un móvil de alta gama, eventualmente camioneta o jeep 4x4.

SUS PADRES

Los padres de Diego Vásquez claman por justicia y verdad, y que las autoridades, principalmente el Ministerio Público busquen al responsable de la muerte del joven.

“Hay cero investigación por parte de la PDI, de Carabineros y la Fiscalía. Hay videos, hay un guardia, hay cámaras privadas. Cómo no investigar. Fuí dos veces a la Fiscalía y varias veces a la PDI para conversar con el detective a cargo de las indagaciones y no hay nada. Me dijeron que si yo tenía alguna prueba, o sea yo tengo que buscar al culpable cuando ellos (PDI) estudiaron para esto”, comentó la semana pasada Ruth Norambuena, madre del ex soldado conscripto.

Cristián Vásquez, padre de Diego, exige respuestas. “Nada de nada, no tenemos ninguna respuesta. Me cansé, es lamentable lo que está pasando en Linares. Es una vergüenza nacional. Los plazos están cumplidos y no tenemos nada. Por eso estamos movilizados y exigiendo justicia y verdad. A mi hijo lo arrastraron dos kilómetros. Solo pido justicia”, dijo hace unos días a Séptima Página Noticias.