Tribunal ratifica prisión preventiva para chofer que causó muerte de educadora de párvulos

Tribunal ratifica prisión preventiva para chofer que causó muerte de educadora de párvulos
Familia y amigos piden justicia por muerte de Francisca Amaro Fuentes.

                                        La juez de garantía de Linares, Claudia Olea Tapia rechazó la revocación de la medida de prisión  preventiva que pesa sobre el conductor Manuel Sandoval Arias, de 34 años, a quien se le imputan los cargos de manejo en estado de ebriedad con resultado de muerte, lesiones graves y daños.

El chofer se encuentra en la cárcel desde el pasado mes de agosto tras protagonizar un violento accidente de tránsito en la ruta que une Linares con Yerbas Buenas, específicamente a la altura del kilómetro 3. Ese día el imputado manejaba un automóvil marca Mazda. Las indagaciones de la SIAT indican que sobrepasó el eje de la calzada e impacto un móvil Chevrolet modelo Spark. Debido a lo anterior murió en el lugar la educadora de párvulos Francisca Amaro Fuentes. Dos mujeres resultaron con distintas lesiones, entre ellas, una que debió permanecer angustiantes días internada en el Hospital Regional de Talca.

“QUEREMOS JUSTICIA”

Hoy a petición de la defensa privada del imputado se solicitó una audiencia para pedir la revocación de la prisión preventiva. Tras un intenso alegato judicial la magistrado rechazó la moción y decidió mantener al conductor en la cárcel. Todo lo anterior con la presencia de familias de Francisca Amaro como de quienes resultaron con lesiones debido a esta tragedia carretera.

Carolina González, amiga de la víctima y quien quedó con graves lesiones debido al accidente pidió justicia. “Nosotros solo queremos que esta persona sea sancionada con la pena más alta. Mi amiga (Francisca) no merecía morir de esta forma. Una mujer plena, madre y una tremenda amiga y profesional”, comentó.

En sillas de rueda y con secuelas en su rostro debido a las consecuencias de este choque manifestó que “es fuerte ver a la persona que por beber alcohol originó un accidente tan violento. En lo personal ha sido un proceso muy duro. Tengo dos hijas a las que no puedo atender y es muy difícil que pueda volver a trabajar con los niños”, subrayó.

González agradeció el apoyo que le ha dado Integra- también trabajaba como educadora de parvulos- y las muestras de cariños. “Todo esto ha sido una pesadilla. Solo quiero justicia y que esta persona cumpla una pena ejemplar”, apuntó.