Grave caso de discriminación afecta a fanático del fútbol con Síndrome de Down en Longaví

Grave caso de discriminación afecta a fanático del fútbol con Síndrome de Down en Longaví
Grave caso de discriminación afecta a fanático del fútbol con Síndrome de Down en Longaví
Grave caso de discriminación afecta a fanático del fútbol con Síndrome de Down en Longaví
Grave caso de discriminación afecta a fanático del fútbol con Síndrome de Down en Longaví
Grave caso de discriminación afecta a fanático del fútbol con Síndrome de Down en Longaví
Grave caso de discriminación afecta a fanático del fútbol con Síndrome de Down en Longaví

                     A pesar que constantemente se aboga por la inclusión y la no discriminación hay situaciones que escapan de toda lógica y siguen marcando a quienes padecen una discapacidad.

Es el caso de Nibaldo Riquelme Barros, de 36 años de edad, habitante del sector “Los Huinganes” en la zona rural de Longaví , y un amante del fútbol y la cueca.

Durante estos años su familia lo ha insertado social y deportivamente. En forma permanente asiste a todo tipo de eventos, comparte y es uno más. Lo del Síndrome de Down para nadie es un tema. Verlo bailar cueca es todo un deleite.

Nibaldo, amante del fútbol, durante años y años ha sido el asistente (aguatero) del Club Deportivo “San Francisco” del sector “La Quinta”. Eso lo motiva, lo mantiene activo y lo inserta en su pasión por el balompié.

Lamentablemente hace dos semanas en el marco de un encuentro entre “San Francisco” y “Luis Zúñiga”, este último club reclamó por la presencia de Nibaldo Riquelme Barros en la banca. Aún más lo registró fotográficamente cuando salió corriendo para llevar agua a uno de sus jugadores.  Dado lo anterior la “Asociación de Fútbol Longaví”,  que preside Pedro Sepúlveda decidió restar los puntos al equipo local y lo más llamativo desde hoy Nibaldo no puede entrar a la cancha ni menos estar en la banca mientras se juegue cualquier duelo futbolístico.

Una situación a todas luces “discriminatoria” y que sin duda afecta a Nibaldo como a toda su familia que ha iniciado una campaña pública con el eslogan “Todos Somos Nibaldo”.

FAMILIA

“Producto de esto hay una madre y una familia completa destruida. La familia ha trabajado estos 36 años para que Nibaldo haga una vida normal y luchado para combatir las barreras que impone la sociedad respecto a las personas con discapacidad intelectual”, dice Ema Barros.

Reconociendo que efectivamente Nibaldo no está inscrito como asistente del club, hay que consignar que lleva toda su vida en esa función cada fin de semana. “Él no le hace mal a nadie. Al contrario nos hace bien a todos. Juega con los niños y es uno más. Vibra con el fútbol. Esto es un tema solo de criterio”, subraya.

ASOCIACIÓN LONGAVÍ

Séptima Página Noticias conversó con el presidente de la “Asociación de Fútbol Longaví”, Pedro Sepúlveda. “Yo estoy en contra de la sanción aplicada al joven Nibaldo. Acá hay un problema de las bases. El equipo de `Luis Zúñiga` hizo un reclamo y este fue acogido porque el instructivo dice que ninguna persona ajena al equipo puede estar en la cancha. Nibaldo no está registrado como entrenador o asistente, y por eso esta decisión. Espero que en la próxima reunión de directorio podamos abordar el tema y darle una solución”, dijo el dirigente deportivo.