Diócesis de Linares cuenta con cuatro nuevos diáconos permanentes

Diócesis de Linares cuenta con cuatro nuevos diáconos permanentes
Los diáconos fueron ordenados por el obispo de Linares, monseñor Tomislav Koljatic.

                                                    La diócesis de Linares cuenta desde el fin de semana último con cuatro nuevos diáconos permanentes.

Los religiosos fueron ordenados por monseñor Tomislav Koljatic en el marco de una eucaristía que contó con una masiva presencia de fieles en el Templo Catedral de Linares.

Se trata de Jaime Sebastián Mora Henríquez, Jorge Patricio González Jara, Eduardo Joaquín Cortés-Monroy Guzmán y Víctor Daniel Cerda Ramírez.

“El diaconado permanente constituye un enriquecimiento importante para la misión de la Iglesia,  es un grado de servicio que viene establecido desde el tiempo de los apóstoles, y que posee tres dimensiones: las funciones litúrgicas, el ministerio de la palabra y el servicio a la caridad”, indicó el obispo linarense.

Sostuvo que en tiempos de crisis está ordenación constituye un momento de alegría y esperanza, “dado que son personas que han optado por el servicio al prójimo, postergando incluso a su familia”, destacó.

Justamente uno de los momentos más emotivos del rito de la ordenación se vivió cuando los nuevos diáconos recibieron de parte de sus familias la estola que es  símbolo de sacrificio y generosidad en el servicio de la comunidad cristiana.

Los diáconos permanentes ordenandos provienen desde las parroquias “San José” de Constitución, “San Francisco” y San José de Parral y “Santos Chilenos” de Linares. En la instancia fueron acompañados por sus familias, comunidades parroquiales, sacerdotes y diáconos.

Un antecedente de poca difusión es el que señala que Chile es uno de los países con mayor proporción de diáconos permanentes en relación con su población. Así se desprende de las cifras entregadas por el Anuario Pontificio 2018. En momentos en que nuestra Iglesia católica vive un momento histórico en que se demanda una mayor participación de los laicos, resulta especialmente interesante recordar el significado que tiene el diaconado, junto con repasar su evolución.

“MUY FELIZ”

Jorge González trabajará en la zona de Constitución. “Muy feliz. Ser diácono es un gran desafío. El apoyo de mi familia ha sido vital para seguir sirviendo a la comunidad de Constitución”, puntualizó.